Me gusta mucho informar y conversar de ciencia. Pero cuando eres una persona que cree que la ciencia se basa en autoridades, cuando estás muy arraigado a tus propias creencias, cuando no tienes claros los fundamentos elementales del método científico o crees que la ciencia es simplemente una opinión más, no puedo entablar una conversación fluida, se genera un debate absurdo en el que se cuestiona el conocimiento objetivo más avanzado de la historia de la humanidad basado en matemática, experimentación y evidencia…

Por el contrario cuando se dispone de una mente abierta para entender y construir conocimiento se convierte en una danza mental a través de las palabras donde el conocimiento es el principal motor de movimiento.