Les dije que volvería. Caí por mis propios errores, por no obedecer mi raciocinio, estaba en la cima y la caída fue dura, dolió, pero les dije que volvería, escalo lentamente, recuperarse de esa caída no fue fácil y escalar hasta donde estaba es complicado, la montaña estaba alta y la subida tuvo pasos difíciles que fueron superados (en su momento) a la perfección ⛰️🗻.

De igual manera ¿qué? mi vida ha estado llena de caídas, duras (pero cuando tienes una tan fuerte puedes medir el impacto de las demás), sin embargo, también, con ésta última fue más fácil recopilar lo aprendido en esas otras caídas, aprendes de esta y de todas (quizá porque tengo más años, quizá porque soy más inteligente) te vuelves más sagaz, creo yo. Y bueno, ¿sólo fue una caída más?, sí; ¿más fuerte?, sí; ¿evitable?, totalmente; pero les dije que volvería y lo hago lentamente, con pasos pequeños pero constantes, con miedo, con cautela, con la mirada tan arriba como pueda, pero subiendo y disfrutando de la subida, tal y como supe disfrutar esa y todas las caídas. Al final siempre, siempre, te vas a caer, pero también vas a subir y finalmente ahí está el secreto, exactamente ahí está el punto, en saber disfrutar de todas y cada una de las situaciones de una forma o de otra… (-¡Qué bellos paisajes!, ¡qué bonitas experiencias!-) Es vivir, es la vida, es aprendizaje ¿O no?, ya caerás, ya subirás tú también.

(A veces simplemente escribo así)

– Agnóstico Razonable

111569437_medium_1494295483